Noticias, Viajes

Qué Hacer y Dónde Comer en México D.F.

Mi fascinación por México no tengo muy claro cuando empezó. Puede ser por todas las novelas de Televisa que vi en mi infancia y adolescencia, a la jerga que me sé de memoria, a las bandas de pop noventeras, a su cultura tan arraigada, profunda e interesante pero sobretodo mi encanto por este país es gracias a su gastronomía.

Fui a México porque se casaba la hermana de mi mejor amiga Adriana, mi gran y mejor compañera de viaje, probablemente la única persona que aguanta y acompaña mi intensidad en los viajes con cronogramas perfectamente calculados hace meses, una lista infinita de restaurantes y alarmas a las 08h00 para empezar días agotadores de turismo, comida y recorridos.

Nuestro plan fue quedarnos una semana en la Ciudad de México para luego continuar el viaje a Tulum donde era el matrimonio. Créanme que una semana no fue suficiente para la cantidad de cosas que hay que hacer, conocer, visitar, comer en esta ciudad gigante, abrumadora, preciosa, limpia, organizada, de gente amable, que arrastra y mantiene una cultura milenaria maravillosa e impresionante. Todas las cosas buenas que escuchas de México son verdad y hasta que no estás ahí para verlo con tus propios ojos no lo vas a entender.

Cuando llegué a la ciudad y me enamoré de todo esto que les cuento, me preguntaba a mí mismo por qué me demoré tanto en venir. Tal vez en otro momento de mi vida no lo hubiera valorado, apreciado ni me hubiera enriquecido tanto como ahora.  A México hay que ir ya, ahorita, apenas puedan. Si tienen planificado viajar pronto y no saben dónde, mi recomendación de corazón es que visiten este país maravilloso y con tanto por ofrecerles en todos los aspectos. No se van a arrepentir.

Les comparto mi lista de restaurantes y actividades. Espero puedan ir pronto y espero también que yo pueda regresar.

México D.F. te quiero mucho y te quedaste en mi corazón.

MJ

¿Qué hacer en México DF?

  • Centro Histórico, Casa de los Azulejos, Zócalo, Catedral: Hagan esto temprano en la mañana, como todo centro histórico siempre habrá mucha gente visitando.
  • Barrios para recorrer: Condesa (donde estaba nuestro Air Bnb y zona que amamos y descubrimos a diario, llena de árboles gigantes y avenidas grandes y hermosas), Polanco, Roma Norte. Cualquiera de estos barrios está muy bien para hospedarse.
  • Basílica de Guadalupe: La patrona de México. Visitar y ver con mis propios ojos la imagen de María es una de las cosas más emocionantes que he vivido y de la que estoy profundamente agradecida.
  • Coyoacán, Casa Azul de Frida Kahlo, Mercado de Coyoacán.
  • Xochimilco: Visita imperdible. Pasear en una de las trajineras es un must en la visita a México D.F. Aprovecha para tomar una cerveza y comer un elote en el trayecto.
  • Pirámides de Teotihuacán: Todavía me cuesta pensar que tan solo a 30 minutos de la ciudad encuentras las Pirámides del Sol y la Luna. Majestuosas, impresionantes y con una energía milenaria y abrumadora.
  • Museo Mural Diego Rivera
  • Museo de Arte Moderno
  • Bosque y Castillo de Chapultepec, Museo de Historia Nacional: Es el Central Park de México. Un parque majestuoso, inmenso y donde encuentras el Castillo lleno de historia. Vale la pena visitarlo.
  • Palacio de Bellas Artes, Ballet Folklórico de Amalia Hernández: El palacio es impresionante por dentro y por fuera. Mis papás durante su luna de miel hace casi 40 años vieron este mismo show de ballet que yo pude ver ahora. No dejen de verlo, se van a emocionar.
  • Parque México: La cantidad de perros que hay aquí es una de las cosas más increíbles que he podido ver y disfrutar.
  • Casa Luis Barragán: Sean amantes de la arquitectura y el diseño o no, deben visitar esta casa colorida y especial, patrimonio mundial de la UNESCO.
  • Librería El Péndulo: Para los amantes de la lectura como yo, es una de las librerías más hermosas del mundo. Encontrarán miles de ejemplares. Aprovechen para comprar libros de autores mexicanos. Yo me compré uno de Juan Pablo Villalobos a quien amo.
  • Lucha Libre en Arena México: Se van a morir de risa. Es un show de acrobacias típico de la cultura mexicana. Yo no sabía exactamente a lo que iba pero disfruté y me reí sin parar.

¿Dónde comer en México DF?

  • Azul Condesa: Pedimos Margaritas, Sopa de Tortilla, Cochinita Pibil. Tienen un local en el Centro Histórico que no alcanzamos a visitar y que es famoso y súper concurrido. El local de Condesa que visitamos tiene una atención excelente y la comida estuvo deliciosa. La sopa de tortilla lo mejor de esa noche.
  • Ojo de Agua: Perfecto para desayunar. Lugar de jugos frescos, comida natural pero tradicional, café. El ambiente es agradable, da directamente a un parque así que la vista es linda. Nos gustó tanto que regresamos y también fuimos al local que tienen en Tulum.
  • Lonchería Eno: Lugar creado por Enrique Olvera. Perfecto para desayunar o almorzar. Amamos este restaurante y fuimos dos veces. Probamos sánduches, chilaquiles, huevos rancheros, conchas, jugos, tamales pero lo mejor fue la infusión fría de café de olla con naranja y leche de almendras. La atención, la comida y el lugar son excelentes.
  • Panadería Rosetta: Lugarcito perfecto para una café y pan recién horneado. Probamos las conchas famosas mexicanas y estuvieron excelentes. Es súper concurrido y está cerca del Restaurante Rosetta que es de los más populares pero no pudimos visitar.
  • Contramar: Uno de los restaurantes de mariscos más famosos. Pedimos las tostadas de pulpo, cebiche y tacos de pescado. El lugar es súper concurrido y debes reservar con anticipación.
  • La Cueva del León: Un lugar esquinero típico méxicano donde probablemente comimos los tacos al pastor más ricos del viaje. Los tacos de costra estuvieron deliciosos, el guacamole y tacos de pollo y arrachera también. Puede que sea uno de mis lugares favoritos, fuimos dos veces de lo rico que era.
  • El Pescadito: Otro lugar esquinero que siempre está repleto y nos llamaba mucho la atención. Cuando fuimos y probamos, lo entendimos todo. Solo tienen tacos de pescado y camarón pero con infinidad de salsas y vegetales. Los mejores tacos de pescado están ahí.
  • Lardo: Otro lugar que nos encantó. Pedimos croquetas, ensalada de rúcula con parmesano y prosciutto y un lomo delicioso y perfectamente cocido. De postre tuvimos un sánduche de crema pastelera y frambuesas extremadamente delicado y delicioso. Los tragos también estuvieron excelentes.
  • Churrería El Moro: Se los comparto porque en todas las guías de la ciudad lo recomiendan pero pienso es un lugar completamente sobre valorado por las redes sociales. Sin embargo siempre está repleto y la gente hace fila para pedir. No es tan increíble como pensaba, sobretodo porque unos días después me comí el churro más rico de mi vida en huequito en Coyoacán. Esos son los churros que hay que probar.
  • Quintonil: No puedo resumir la inolvidable experiencia de comer en este lugar. Absolutamente todo desde los tragos, las entradas hasta los platos fuertes y postres fue algo que jamás había vivido. La frescura y textura de cada ingrediente, los sabores y sus combinaciones, los platos armónicamente pensados y preparados. Nosotros fuimos para el almuerzo y pudimos probar algunas cosas, pero si tienen la oportunidad prueben el menú del chef y vivan esa experiencia. Quintonil para mí es inolvidable, no solo por su comida sino por el servicio de cada persona trabajando ahí. Nos atendió un mesero de Guayaquil, así que nos sentimos como en casa.
  • Tostadas Coyoacán: Dentro del Mercado de Coyoacán encuentras algunos puestos de estas famosas tostadas. Lo que más me impresionó es la limpieza del lugar y lo delicioso y fresco que es todo. Yo probé la tostada de cochinita con un agua de mandarina y estuvo perfecto.
  • Pujol: Inolvidable. Lo que ves en Chef´s Table es la mitad de lo que vives en realidad. El menú armado por Enrique Olvera, a quien tuve la suerte de conocer, es una maravilla de principio a fin. Vale la pena ahorrar para darse este lujo y comer la gastronomía tradicional mexicana de una forma que nadie más lo ha logrado. El mole de 1552 días para mí, es lo mejor del menú.
  • Heladerías: Helados Cometa y Nevería Roxy.
  • Bares: Limantour, Rooftop del Hotel Condesa DF, Xampanería, El Palenquito.
  • Cafeterías: Alma Negra, Chiquitito, Café de la Gran Ciudad (para tener la mejor vista del Palacio de Bellas Artes)

Tips para tu visita a México:

  • Lo mejor para hospedarse es AirBnb. Encuentras opciones económicas, cómodas y sobretodo súper bien ubicadas. Recomiendo quedarse en Condesa, Polanco o Roma Norte.
  • Para moverse por cuestiones de seguridad lo mejor es Uber o Cabify. Ni una sola vez tuvimos alguna mala experiencia. Lo mejor es que es demasiado barato moverse incluso en trayectos largos (jamás pagamos mas de $6).
  • Para cambiar dólares a pesos mexicanos, lo mejor es hacerlo al llegar al aeropuerto. Encontrarás muchas casas de cambio, recórrelas todas y encuentra la mejor oferta.
  • Aunque México es actualmente conocido por su inseguridad, nunca nos sentimos en peligro ni tuvimos miedo. Evitamos caminar solas de noche y usar el transporte público. Si son algo paranoicos como nosotras (lo que ha causado el ser mujer y viajar solas), antes de ir compren pepper spray en Amazon por si acaso.
  • Estuvimos los primeros días de abril y el clima estuvo perfecto, soleado con algo de viento. LLeven ropa cómoda y una chaqueta jean para la noche, no van a necesitar más.
  • La comida es realmente picante y pesada, que en tu botiquín no falten digestivos por si acaso llegues a necesitar.
  • Come en la calle sin miedo, todo es realmente limpio y nunca tuvimos ningún tipo de malestar. Toma todas las margaritas de todos los sabores, ninguna que yo haya tomado antes es igual a las que te tomas en México.
  • Si necesitas el contacto del lugar donde nos hospedamos y del chofer que contratamos para ir a Xochimilco y a las Pirámides de Teotihuacán, escríbeme y te los recomiendo.