Carrito

Desayuno en The Breakers Hotel, Palm Beach

Yo estudié Hotelería y recuerdo que en más de una ocasión, algún profesor o en algún libro hacían referencia a este reconocido resort y siempre soñé con visitarlo (digo visitarlo, ya que hospedarme no creo que sea posible en un futuro cercano ya que el valor por noche está entre los $650 y $4000).
Este histórico hotel abrió sus puertas en junio de 1896, fue fundado por el magnate Henry Flager, y fue reconstruido en 1926 tras un incendio y es hoy uno de los mejores resorts del estado de Florida. Cuenta con 548 habitaciones, 64 suites, 26 bungalows al pie de la piscina, un imponente campo de golf, dos kilómetros de playa privada, cuatro piscinas, cinco jacuzzis, ocho restaurantes, ocho bares, 10 canchas de tenis, 11 boutiques y un servicio al cliente de primera, siendo esta su característica mas relevante.
The Circle es el restaurante que visité y en el que se sirve el famoso desayuno y brunch de The Breakers. Es un salón enorme, cómodo y elegante, con vitrales que dan a los jardines y el mar; el techo pintado con ocho murales con paisajes del Renacimiento.

La variedad de panes, dulces, frutas, quesos, embutidos, cereales, donuts, huevos y pastries en general es impresionante, y hace que sea súper difícil poder decidir qué es lo que quieres comer. Ese día fuimos a celebrar el cumpleaños de Andes, el sobrino de mis amigas, entonces fuimos en compañía de toda la familia a disfrutar del infinito y delicioso desayuno buffet.
Entre la gran variedad decidimos escoger y compartir: jugo de naranja, leche con chocolate, croissants, muffins de blueberries, huevos revueltos con jamón y queso, Eggs Benedict, waffles con berries y miel de maple, tocino, shot de miel y limón, pan de chocolate, papitas… y más cosas que ya no recuerdo pero que definitivamente estuvieron deliciosas como todo lo que pudimos comer ese día.
He estado en West Palm Beach unas cuatro o cinco veces y siempre había querido visitar este famoso hotel y por fin tuve la oportunidad. Muchas gracias a Patrik, Gaby, Andes, Nik, China y Ángela por la invitación. Después del desayuno recorrimos el hotel y disfrutamos del increíble paisaje al pie del mar.
Si tienen la oportunidad de visitar Palm Beach, no dejen de pasar por este hotel así sea solo para conocer (bueno si pueden hospedarse, muchísimo mejor jaja) y disfrutar del delicioso desayuno como hicimos nosotros.
Gracias por leernos siempre, en el próximo post les contaremos sobre la experiencia de visitar la nueva cafetería en Guayaquil: Lúdica Coffee House.
Un abrazo,
MJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

De lunes a viernes, si haces tu pedido hasta las 13h00, se entregará el mismo día.

Buscar recetas

Buscar recetas
Cerrar