Viajes

Buenos Aires, Argentina. Primera Parte.

Visité Buenos Aires por primera vez en el 2004 con mi familia y recorrimos la ciudad haciendo el típico circuito turístico durante seis días. Mi regreso en el 2016 fue totalmente diferente y una experiencia inolvidable. Para esta ocasión visité esta increíble y enorme ciudad junto con mis mejores amigos por 15 largos, agotadores pero felices días.

Visitamos demasiados lugares y restaurantes y tengo tanto material para compartir con ustedes que he decidido dividir toda esta información en diferentes posts así les cuento con detalles toda esta experiencia.

Si han tenido la oportunidad de visitar Buenos Aires, saben perfectamente que esta ciudad no para ni duerme ni un minuto. No importa el día de la semana ni la hora, siempre hay actividad entre su gente. Personas caminando en la calle o tomando un bus así sean las cuatro de la mañana, filas interminables para entrar a las discotecas un domingo o lunes, restaurantes y bares abiertos desde muy temprano y hasta muy tarde, librerías donde te pierdes entre tantos libros, una cantidad increíble de museos y actividades culturales en cualquier época del año, avenidas repletas de teatros y cines, conciertos todas las semanas, plazas y parques abiertos y siempre llenos y sobre todo perros y más perros, junto con sus dueños o los famosos paseadores que inundan las grandes calles y avenidas porteñas.

Las calles y árboles de Buenos Aires me recuerdan a Madrid o Barcelona, su gente y su ritmo me transportan a Nueva York, pero esta ciudad es única y es lo que la hace tan especial, inmensamente grande y acogedora, te dan ganas de quedarte para siempre o tal vez volver muy pronto. Espero no demorarme 12 años en regresar y volver a ser parte de ella.

Les comparto un listado de los restaurantes y bares que visitamos con mis amigos y que los recomiendo 100%.

Para Comer en Buenos Aires:

  • Confiterías La Argentina: las famosas facturas argentinas, con mucho sabor a mantequilla, rellenas de crema, dulce de leche, membrillo o simplemente cubiertas en azúcar impalpable. Infaltables en el desayuno porteño, acompañadas de café o té. (Cabildo 1191, Belgrano)
  • Retamas Pâtisserie: fue una recomendación de mi querida Le Goût Cocina. Un lugarcito acogedor donde puedes disfrutar las famosas medias lunas pero hechas con 100% mantequilla, con un sabor y textura indescriptible. Las medias lunas rellenas de dulce de leche también estuvieron excelentes.  (Arcos 1717, Belgrano)
  • Tea Connection: Comida y bebidas muy saludables; ingredientes naturales, frescos y orgánicos. Ideal para ir en el desayuno o brunch. Tienen una gran variedad de té en hebras para servirse o para llevar. Recomiendo el Bagel de Salmón, las aguas de frutas naturales y el té de blueberries para llevar. (Av. Federico Lacroze 2233, Belgrano)
  • La Cabrera: Parrilla argentina en su punto. Muchas opciones de cortes, guarniciones y vinos. El lugar es muy visitado por lo que hay que hacer reservación con anticipación. Pedí Ojo de Bife 400 gramos, el cual vino acompañado con diferentes guarniciones y salsas, cada una mejor que la otra. Si se quieren dar un lujo en su viaje y disfrutar de buena carne, les recomiendo este lugar. (Cabrera 5099, Palermo)
  • Fukuro Noodle Bar: Steamed Dumplings y Buns, Ramen y Cerveza Artesanal. Puede ser uno de mis lugares favoritos en este viaje, tanto así que fui dos veces porque quería probar más cosas del menú. Ambiente y música muy agradables, y la comida deliciosa. Los steamed buns de cerdo o roast beef con diferentes acompañantes y salsas, picantes o no, son algo increíble. Las sopas son fabulosas y recomiendo compartir los platos porque son bastante grandes. De postre tienen popsicles, esta vez de mantequilla de maní, galleta y mermelada de mora. Las dos veces que fui estuvo repleto, les recomiendo tomarse una cerveza rubia con miel mientras esperan que los ubiquen en la barra. (Costa Rica 5514, Palermo) (Cash Only)
  • El Banco Rojo: increíble lugar de paso en pleno San Telmo con un menú pequeño pero excelente. Tacos, empanadas, sánduches, hamburguesas, papas fritas, hummus, cervezas y más delicias. Probamos las empanadas picantes de cordero, el hummus con pan pita, las papitas, sánduche de falafel, de cordero y cerdo tandori marinado con curry. (Bolívar 914, San Telmo) (Cash Only)
  • Sale E Pepe: empanadas y canastas a domicilio. Tan ricas que las pedimos dos veces gracias a mi amigo Manuko, quien me había hablado de estas empanadas deliciosas hace tiempo. Tienen una gran variedad de combinaciones y todas son increíbles, crocantes por fuera y con bastante relleno. Entre las más ricas están: Muzzarella y Hongos, 4 Quesos, Bondiola de Cerdo con Vegetales al Wok, Muzzarella con Puerros y Gruyere, Muzzarella con Pesto y Jamón Crudo. Si no quieren salir de la casa u hotel, les recomendamos esta opción. (Pedidos online: http://saleepepe.com.ar/) (Cash Only)
  • La Bistecca: si quieren comer abundante y delicioso, esta es la mejor opción. Tenedor libre con gran variedad de panes, pastas, ensaladas, quesos y embutidos, pizzas y parrilla ilimitada. Los panes estuvieron excelentes y de carnes pedimos Bondiola de Cerdo, Tira de Asado y Bife de Chorizo, de sabor y calidad excelentes. (Alicia Moreau de Justo 1890, Puerto Madero)
  • Oui Oui: lugar al aire libre muy lindo para desayunar o brunchear en pleno Palermo. Menú francés delicioso con opciones como Croque Madame, Waffles, Eggs Benedict, croissants, muffins, café, te y limonada. (Nicaragua 6068, Palermo)
  • La Fábrica del Taco: tacos, nachos y Margaritas; todo delicioso y a muy buen precio. Los tacos al pastor y de costra estuvieron deliciosos. Salsas picantes y no picantes, para todos los gustos. Tienen Margaritas 2×1 y algunas promociones ciertos días de la semana y el lugar esta muy bien ambientado. (Baéz 246, Las Canitas)
  • Mooi: lugar muy de moda en Buenos Aires creado por Jessica Lekerman. Visitamos el local en El Rosedal antes de hacer picnic en Bosques de Palermo y todos los postres estuvieron deliciosos. Entre lo que pedimos: tarta húmeda de chocolate, muffins de frutos rojos, budín glaseado de limón, crumble de frutos rojos y medias lunas. Tienen una carta bastante extensa para desayunos y almuerzos. (Av . Libertador 3883. Paseo de la Infanta Local 11, Palermo)
  • Cocu: boulangerie típica francesa en pleno Buenos Aires. Gran cantidad de panes y postres, ofrecen un menú del día, opciones de desayuno y brunch los fines de semana. Aunque la atención fue bastante demorada, el lugar es muy bonito y la comida estuvo excelente. Valió la pena la espera. (Malabia 1510, Palermo) (Cash Only)
  • LAB: lugar especializado en la elaboración de café. Para mí el café más rico que tomé en Buenos Aires está aquí, y finalmente encontré las galletas más deliciosas de la ciudad, después de una larga búsqueda. Ofrecen pocos acompañantes para el café pero estas galletas son una gran elección: Chocochips y Frambuesas con Chocolate Blanco. Recomiendo demasiado este lugar. Tienen cursos de barismo constantemente en sus instalaciones. (Humboldt 1542, Palermo)
  • Heisenburger Burger Lab: Los amantes de Breaking Bad se sentirán como en casa. Inspirado en la serie de televisión, este lugar ofrece unas hamburguesas deliciosas con papas fritas crocantes y bien sazonadas. Pedí “La Hangover” que contiene carne de vacuno, cheddar ahumado, bacon, cole slaw, kétchup al curry, bbq ribs, onion ring y mayonesa a la mostaza antigua. (Gorriti 5054, Palermo)

Para beber en Buenos Aires:

  • Florería Atlántico: En la lista de los 50 mejores bares del mundo, esta recomendación de mi amiga Le Goût Cocina es un must en cualquier visita a Buenos Aires. Un speak-easy bajo una hermosa florería, con una carta infinita de cocteles deliciosos para todos los gustos, cada uno más rico y refrescante que el otro. (Arroyo 872, Retiro)
  • Otros bares para sentarse a conversar, picar y tomar algo: Birmania, Antares y Ferona (todos en Palermo)

Gracias por leerme, espero que estas recomendaciones les sirvan en su próxima visita a la mágica ciudad de Buenos Aires. En el siguiente post les contaremos nuestra increíble experiencia en el Tea Time del famoso Alvear Palace Hotel.

Un abrazo,

MJ